Abrego: «Largué la final sin ningún tipo de temor»

Gonzalo Abrego fue sin dudas la sorpresa y a su vez la gran alegría en San Cayetano, luego de ganar la semifinal consiguió el mejor lugar para largar la final. Dominó en el comienzo y luego de un despiste quedó último y llegó 9no.

Su victoria en la semifinal alegró a mucha gente, eso se vi claro cuando cayó la bandera a cuadros y recibió saludos en varios puntos del escenario y cuando su auto llegó al sector de boxes fue rodeado inmediatamente. La manera de enfrentar los fines de semana de carrera, descontracturado, sin presiones hace que el resultado pase a un segundo plano. Sin embargo, por cuestiones personales, el de San Cayetano fue uno más, “En el momento no me di cuenta lo que estaba haciendo, fue muy emocionante, en la familia estamos pasando en la familia un momento jodido, parecerá mentira pero me había prometido que la iba a ganar, sabía que tenía un gran auto y las cosas se fueron dando. En la semifinal avanzamos mucho, de repente la carrera se fue dando y empecé a avanzar hasta que quede segundo, vi que el auto de Cristian se empezó a complicar y le falte el respeto en la última vuelta y pude ganar”, manifestó Gonzalo.

 

Gonzalo Abrego avanza en la semifinal que luego ganaría

Lo sorprendió cómo respondió la gente, tanto en el escenario como en los días posteriores, “Me quedé muy contento con la cantidad de gente que me fue a saludar y me mando mensaje, me sorprende gratamente. La final salí tranquilo a correrla, sin ningún tipo de temor por largar primero, hable con Fabio, mi hermano, y le pregunté si lo mejor era quedar segundo y seguirlo y me dijo que trate de quedar adelante y así fue. En el tránsito de la primera vuelta me dio unos toquecitos y en la horquilla traté de salir más rápido e hice un trompo y me enrede con Stadler, quedé último y pude remontar para llegar dentro de los diez. Pero la verdad estoy chocho por lo de la gente, yo corro para la gente porque me gusta que se diviertan, pagan una entrada cara y al menos tiene que pasar un lindo domingo, yo desde mi pequeño lugar trato de hacer lo posible para que se diviertan”, sostuvo.

El próximo compromiso será en Tandil y el objetivo que se puso es ir a intentar ganar, “Van a decir que estoy loco, pero quiero ir a ganar a Tandil, voy de esa manera después veremos cómo se da la carrera y demás. Tengo un auto que va muy bien, tanto el motor de Guillermo Yané como así también el auto que hizo Miguel de Marcos. Otra de las cosas por la que me quedé tranquilo es porque me revisaron el motor, lo desarmaron todo y eso también es muy bueno tanto para mi como para Guillermo”